MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 973 Gracias por salvarme (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7232

Updated: 2019-10-10 00:03


"¿Y qué? La colaboración entre ellos no tiene nada que ver conmigo. Me da igual quién sea, debería ser llevado ante la justicia porque ha cometido un delito. ¿O es a Edward a quien le teme, piensa que se enojaría por esto?". Rocío se enfureció. Sabía muy bien que la compañía de Edward se había convertido recientemente en accionista del Kompass Group, pero no era una colaboración bilateral ni amistosa. Todo comenzó cuando Shaun se pasó de la raya e importunó a Edward. Al hacerlo, despertó al león dormido y recibió una patada en los dientes.

"No, no. ¡Eso no es lo que quise decir! Me preguntaba si ustedes dos se conocen", le explicó el señor Yi apresuradamente con una halagadora sonrisa en su rostro que al momento desapareció cuando se dio la vuelta para mirar a Shaun.

"¿Usted es el señor Yi entonces? Verá, aquí hay un hombre honesto y cumplidor de la ley de pie frente a usted. ¡En realidad soy amigo de la Mayor Coronel! Lo que sucedió es un simple malentendido", dijo Shaun levantando las manos. Él seguía impactado después de escuchar que Rocío era una Mayor Coronel. Hasta que no vio al señor Yi y a los agentes llegar, no se dio cuenta de que la llamada que hizo Rocío era de verdad y no se la había inventado para ahuyentarlo.

"Lo siento, pero el Mayor Coronel llamó a la policía y tenemos que cumplir con nuestro deber. Por favor, sea comprensivo y colabore. Puede intentar defenderse en la estación, pero le advierto que será mejor que ni piense en escaparse. Es a la esposa de Edward Mu a quien ha ofendido y tendrá que pagar un precio. Por eso le sugiero que se quite de la cabeza todas sus ideas poco realistas y venga con nosotros", le advirtió el señor Yi bruscamente. No se sabía si dijo eso solo para intimidarlo. Era posible que estuviera tratando el asunto con total seriedad. Pero una cosa estaba clara, Shaun se sentía más enojado que asustado al escuchar sus palabras. También se alarmó cuando supo que Rocío era la mujer de Edward. '¡Ese odioso e irritante Edward!'. En ese momento lo odiaba aún más. '¿Cómo es que posee las mejores cosas que hay en el mundo, incluida esta belleza distante?', se preguntó para sus adentros.

"

Para demostrar que lo decía en serio y aunque ya no los necesitaba, ella tomó los documentos de Rocío. Era cierto que a veces podía ser arrogante, pero sabía que era necesario mostrar su gratitud ante ese caso.

"Me alegra saberlo. De todos modos, espero que Paula se recupere pronto. Ahora que hemos aclarado el malentendido, creo que es hora de que me salga de tu camino. Cuídala. En cuanto a Shaun, haré todo lo posible para asegurarme de que no vuelva a molestarte en el futuro". Rocío manejó la situación con elegancia. Otros ni siquiera habrían pensado en responder al odio con amabilidad. Su reacción fue suficiente para hacer que sus enemigos se sintieran avergonzados y desconcertados.

"Entonces... ¿no odias a Paula? ¿Ni siquiera un poquito?", preguntó Coco confundida. Estaba muy sorprendida por la generosidad de Rocío. Dadas las circunstancias, Rocío podría aprovechar la oportunidad para insultar. Pero no lo hizo. Y encima de todo estaba dispuesta a ayudarlos. Coco no daba crédito.

"No me creerás si digo que no. Y me despreciaré a mí misma si miento. No voy a fingir que ya la he perdonado, pero tampoco me perderé en el rencor. No servirá de nada, ¿verdad? Después de todo, Paula salió sufriendo y acabó así, creo que esto ya es suficiente". Rocío sonrió con una expresión de impotencia. Para Coco, su buen corazón se sumaba a su encanto porque se veía tan hermosa como un ángel con la pequeña sonrisa en su rostro.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top