ManoBook > Romances > Cupido De Amor

   Capítulo 5 El padre de Benjamin

Cupido De Amor Por SOFÍA SEGOVIA Palabras: 6886

Actualizado: 2020-09-25 00:05


En ese instante, el amor maternal irradió del corazón de Daryl, por lo que sosteniendo suavemente sostuvo al niño en sus brazos, dijo: "Buen chico. Vamos, no llores. Dime dónde está tu papi para llevarte con él, ¿sí?".

Debido a la cantidad de guardaespaldas alrededor, ella intuía que el pequeño debía provenir de una familia pudiente.

"¡No! No quiero volver, quiero vivir contigo", contestó Benjamin entre sollozos.

Ante esa reacción, la mujer no sabía qué hacer.

Entonces, quiso preguntarle a alguno de los hombres sobre la familia del niño, pero todos se hicieron sordos, negándose a ofrecerle una respuesta.

De pronto, el auto aceleró al tiempo que Dillon Si, que estaba sentado en el asiento del copiloto, informó: "Tu papá nos persigue".

Escuchando esto, Benjamin de un salto se apoyó de la ventanilla para mirar hacia atrás. Al darse cuenta de lo que estaba pasando, su rostro se enrojeció, exclamando: "¡Acelera! ¡Si papá me atrapa te castigaré!".

"¡Sí, señor!", contestó Dillon sonriendo amargamente.

Pues, ¿cómo podría escapar de los veloces autos de alta tecnología que tenía Zack?

Si los alcanzaban, estarían condenados.

¡Rápidamente el motor rugió mientras la aguja del tablero marcaba que iban a toda velocidad!

Ambos conductores tocaban la bocina zigzagueando uno detrás del otro en una angustiosa escena.

Por su parte, Benjamin agitaba los brazos con entusiasmo, "¡Acelera! ¡Acelera!".

Daryl se aferró a la manija que tenía a su lado con toda su fuerza. Estaba pálida y con el estómago revuelto.

"¡Bennie! ¡Pídele que vaya más despacio! ¡Es peligroso!".

No obstante, al chico no le importaba en absoluto, solo se cruzó de brazos, diciéndole: "¡Mami, agárrate fuerte y no te preocupes!". A decir verdad, cualquiera podía sentir la confianza en sus palabras.

En ese momento, el teléfono del niño sonó incesante como una amenaza de muerte.

Cuando el jovencito vio el nombre de su padre en la pantalla, se asustó, de modo que tiró el celular con prisa.

De todas maneras seguía sonando, por lo que, enojado, contestó la llamada para gruñir: "¡Papá, deja de perseguirme! ¿Acaso quieres que tu hijo y tu futura esposa sufran un accidente automovilístico?".

Con esto, el otro lado de la línea quedó envuelto en un profundo silencio durante un par de segundos. Hasta que con profunda frialdad, Zack dijo: "Benjamin, ¿cómo te atreves?".

"Papá, ¿por qué estás tan molesto? ¡Eres muy malo!", soltó el chico antes de romper a llorar.

Verlo así de miserable provocó que Daryl se sintiera ansiosa. La situación la llevó a intentar resolver el conflicto entre padre e hijo. Por lo tanto, sostuvo al niño en sus brazos para tomar el teléfono: "Señor, soy amiga de Bennie".

"Dile que detenga el auto o no podrá salir de casa por el resto de su vida", dijo Zack con seriedad antes de colgar.

Sin poder decir nada más, la mujer se puso nerviosa, pues era lo que este hombre tan dominante generaba en la gente en cuanto escuchaban su voz.

En su lugar, Benjamin se acurrucó al notar que la rabia de su padre era tan obvia que incluso lo hizo vacilar por unos momentos.

Sin embargo, antes de que pudiera pedirle a Dillon que se detuviera, el auto que los seguía los alcanzó.

En consecuencia frenaron de golpe, haciendo que la cabeza de Benjamin se golpeara con fuerza contra el asiento delantero y como consecuencia: un chichón.

Ante la escena, Daryl estaba muerta de m

iedo. "¡Bennie!", gritó.

En este punto ya estaban rodeados por un grupo de guardias vestidos de negro.

Luego, se abrió la puerta del auto que los perseguía.

Allí, con un traje perfectamente entallado que complementaba su atlética figura, Zack caminó hacia ellos con una mirada tan aguda en sus ojos que hacía que la tensión en el lugar se incrementara.

Extremadamente atemorizado Benjamin quiso llorar, pero en un último intento por escapar, sacó a Daryl del auto para tratar de huir. "¡Mami, corre!".

El chico estaría acabado si su padre lo atrapaba.

De todos modos Zack lo agarro por el cuello antes de que pudiera dar un paso. "¡Mocoso! ¿Sigues queriendo escapar?", dijo, mientras lo sostenía entre sus brazos. Viéndolos así, Bennie parecía una versión miniatura del hombre.

Luego, el pequeño estuvo a punto de soltarse. "¡Eres malvado! ¡No quiero quedarme contigo! ¡Mentiroso!".

El niño era demasiado orgulloso como para ceder.

Además, su papá era muy aburrido. Todo lo que hacía era trabajar y nunca cumplía sus promesas. Hasta quería encontrarle una madrastra, cosa que el chico no quería tener por temor a que fuera una mujer que lo maltratara.

"¿Todavía te niegas a admitir que estás equivocado? ¡Tendrás que reflexionar sobre tu actitud durante un mes!", exclamó Zack.

"Sí, sé que estuvo mal lo que hice", contestó el niño, asustado. Acto seguido, se apoyó en el hombro de su padre sollozando mientras secretamente se limpiaba los mocos en su costosa camisa. "Solo salí a buscar a mamá".

Al escuchar esto, el hombre clavó sus ojos en Daryl como si la estuviera acusando de secuestrar al chico.

Por su lado, una vez que recuperó la compostura, la chica trató de quitarle el niño a Zack. "Señor papá de Bennie, por favor no haga esto. Lo está asustando".

'¿Papá de Bennie?'.

Esto era nuevo para él, nadie lo había llamado así. Evitándola, Zack le dio el niño a Rollins Long que estaba detrás de él. "Llévatelo".

"¡No, papá! ¡No quiero ir contigo! ¡Quiero estar con mami! ¡Mami, ayúdame!", se quejó el pequeño en vano, ya que fue inútil evitar que Rollins lo llevara al auto.

En seguida, el lujoso automóvil aceleró.

Sin embargo, Zack se había quedado en el lugar observando fijamente a Daryl, quien no pudo soportar ver la cara de tristeza del chico mientras se lo llevaban.

Luego le echó un vistazo al inusualmente alto y fuerte hombre frente a ella. En ese instante, su sentido de la justicia la encendió.

"Papá de Bennie, ¿de verdad es así tan despiadado? Si un niño no sabe cómo comportarse, hay que educarlo. ¡Los padres como usted que solo saben amenazar a los pequeños con violencia son muy extraños! Aparte de eso, Bennie es un niño muy obediente. Simplemente detesta la idea de que le encuentre una madrastra. ¿Por qué tiene que ser tan cruel con él?".

Al escuchar todo ese regaño, los guardaespaldas agacharon la cabeza.

¡Nunca nadie se atrevió a hablarle así a Zack!

Él, muy tranquilo con las manos en los bolsillos, la miró con su característica frialdad. "¿Estás tratando de sermonearme?", se burló.

"¿Y qué si lo estoy haciendo?", replicó ella mordiéndose los labios, reuniendo todo el coraje que pudo para mirar a los ojos al gigante amenazador.

Podía sentir la tensión en el aire.

"Intentaste secuestrar a mi hijo. ¿Crees que tienes derecho a decirme cualquier cosa?", preguntó, presionando a Daryl contra la puerta del auto detrás de él.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir