ManoBook > Romances > Atrapada entre mi amor desmedido y tu odio.

   Capítulo 1 No quiero!

Atrapada entre mi amor desmedido y tu odio. Por Liliana Situ Palabras: 17838

Actualizado: 2021-01-22 02:31


"Pero no quiero, no pueden forzarme, no puedes forzarme Erik, para!"

Erik arrastra escaleras arriba a Celeste ante la mirada atenta de sus padres en la planta baja. "Mama, no quiero, papa, ayúdame, esto no esta bien, por favor!"

Celeste trata desesperadamente de soltarse del fuerte agarre de la mano de Erik que tiene un semblante serio, algo enfadado también y sube la escalera con aplomo y decisión.

"Celeste, no te resistas, ser mejor para ti si solo te dejas llevar."

Dice su madre sentada en el sillón elegante de la masion de los Myers.

"Si Celeste, no te preocupes por nada, solo deja que todo suceda como debe de ser, relájate..."

La madre de Erik también interviene tratando de tranquilizar a la chica mientras se seinta al lado de Carol Miller, madre de Celeste.

Noah Miller, padre de Celeste esta de pie junto a Ronald Myers bebiendo vino de las finas copas que una doncella les hace entrega mientras que otra doncella les hace entrega también a las damas sentadas en el sillón.

"Celeste, no sigas poniéndonos en vergüenza, solo sube, no es tan malo como parece."

Dice su padre para después apurar un sorbo de su bebida.

"Diviértete tigre!"

Le dice Ronald a Erik para después soltar una carcajada tan estruendosa que le hiela la sangre a Celeste.

Jamás pensó que ella se veria en una situación como la que estaba viviendo en carne propia, jamas pensó que su vida cambiaria tanto en un solo dia, en una sola noche, en una sola reunion a puertas cerradas de sus padres.

Esa reunion de solo 20 minutos había decidido su destino y el de Erik, su amigo de la infancia que ahora no reconocia para nada.

Su semblante había cambiado demasiado después de que los padres de ambos lo habían llamado al despacho de su padre para que después saliera sumamente enfadado.

Celeste pudo notar su enfado, pues lo conocía bien, o eso creía ella....

Celeste Miller siempre había sido muy asustadiza y algo nerviosa, no le gustaba nada que fuera de terror, por lo que Erik siempre la protegia de cualquier cosa le diera miedo.

Desde pequeños, Erik había sido como una especie de guardaespaldas protector para la niña quien era solo 3 años mas chica que Él, Celeste apreciaba que no la dejara toparse con arañas ni otros insectos que la aterraban, también que siempre tuviera una sonrisa en su carita de niño, pero ahora su semblante era espeluznante.

"Erik, no tenemos que hacer esto, podemos estar en desacuerdo, podemos rebelarnos, podemos pelear, no lo hagas.... por favor..."

"Por favor Erik, si me alguna vez me estimaste, no tiene que ser de esta forma...por favor...déjame ir."

Celeste rogaba con voz lastimera mientras que Erik solo miraba hacia el frente con el ceño fruncido y sus ojos fieros.

Estaba furioso y la estaba evitando a propósito, Celeste lo sabia, lo conocía muy, muy bien, tantos años de amistad con Él, tantas aventuras que habían pasado juntos, tantos cumpleaños, travesuras, tantas cosas buenas que habían pasado juntos la habían hecho conocerlo perfectamente.

Pero ahora todas esas risas, buenos momentos, divertidos, maravillosos con ese amigo perfecto se estaban despedazando uno a uno y los jirones de esos bellos recuerdos se quedaban en los escalones de lo que le parecian a Celeste, eran unas infinitas escaleras de terror y miedo.

"Podemos negarnos, no lo hagas, por favor, te lo ruego polar, por favor!"

"Callate ya Celeste y no me vuelvas a decir Polar nunca mas!"

Le dijo Erik agarrando con mas fuerza la muñeca delgada y delicada de Celeste para apurar el paso y evitar la mirada penetrante de los adultos en la elegante sala de estar.

Las lágrimas de Celeste corrieron por sus mejillas y lo ultimo que pudo ver fueron a sus padres y los padres de Erik reunidos chocando las copas brindando y riendo.

Estaban felices como si festejaran algo, como si lo que habían hecho fuera bueno y decente.

Eran unos padres desalmados, repugnantes, avariciosos e interesados.

Los padres de Erik eran unos ambiciosos conspiradores....

Si tan solo lo hubiera sabido antes, Celeste no se hubiera llevado tan bien con Erik desde el primer momento que lo conoció.

Sus lágrimas seguían fluyendo cuando llegaron a la habitación de Erik donde Él abrió la puerta rápidamente para que ambos entraran y cerro la puerta con seguro.

En otra habitación de ese mismo piso, Emma Myers, hermana de Erik y Camilo Miller observaron la escena desde la habitación de Emma.

Las cabezas de Emma y Camilo apenas se asomaban, pero estaban enredados en un abrazo ceñido.

Con ellos no había ningún problema, sus padres sabían de lo suyo y les parecía adecuado, por lo que no los molestaban e incluso propiciaban que estuvieran a solas todo el mayor tiempo posible.

Aunque Camilo solo tenía 16 años y era un año menor que Emma quien tenia 17 años ya, sus padres fomentaban que tuvieran intimidad siempre que se reunieran, de hecho lo habían fomentado desde que eran unos niños pequeños.

Con ellos la atracción había sido inmediata, innata, rápida y vehemente.

Mientras que Celeste y Erik jugaban inocentemente, ellos lo hacían de forma mas sugestiva...

Cuando tenían once y doce años respectivamente quisieron besarse, pues habían visto varios animes donde los personajes se besaban a una corta edad, niños como ellos.

Ese dia, en la habitación de Emma, en la mansión Myers, Camilo y ella experimentaron su primer beso.

Eso los fascinó y siguieron experimentando, buscando en internet imágenes, videos de besos más atrevidos, más candentes, más fogosos.

Siempre fueron unos niños precoces, intensos, inquietos, curiosos.

A diferencia de sus hermanos mayores que eran mas tranquilos, Emma y Camilo eran muy traviesos, se metían en problemas muy rápido, siempre fueron el dolor de cabeza de sus padres, pero ese dia en que se besaron por primera vez tuvieron la canalización perfecta para su desbocada energía.

Siguieron explorando, siguieron practicando, siguieron experimentando con sus bocas, con sus manos, recorriendo sus caras infantiles, sus cuerpos infantiles, imitando ingenuamente a los actores de doramas, novelas y todo aquel drama done los protagonistas se besaran apasionadamente.

Al pasar tanto tiempo juntos, casi las 24 horas del día, pues padres pasaban demasiado tiempo juntos por ser socios de negocios, Camilo y Celeste siempre estaban metidos en casa de los Myers o Erik y Emma siempre estaba en la villa de los Millers, por lo que los pequeños diablos de ambas familias siempre estaban en busca de aventuras y a veces escuchaban cosas que no debían.

Como el dia en que ambos niños pequeños escucharon conversaciones con sus padres del futuro de sus familias y ese futuro obviamente implicaba a los jóvenes Erik y Celeste, herederos de las familias mas prominentes de esa ciudad.

Ellos habían escuchado que tenían que casarse, para que asi se asegurara el bienestar y el prestigio de sus familias, las mas ricas, respetadas, prosperas de esa ciudad y se podría decir que del país.

En ese momento los niños no entendieron bien que querían decir con que tenían que "sellar con sangre y carne" esa unión hasta que buscaron en internet ese termino, pero no lo encontraron. No fue hasta que preguntando discretamente a los adultos creyeron que habían entendido un poco.

Pero pronto se cansaron del secretismo de sus padres, de sus mayores que no les decían a ciencia cierta a que se referían, por lo que pronto se cansaron pronto de investigar eso, por lo que decidieron dedicarse a otra cosa mas interesante...

Un día uno de los amigos de Camilo quien era mayor que Él, le conto su primera relacion sexual detalladamente, despertando la curiosidad y ansiedad del joven Camilo.

Hacia algún tiempo que los besos solo de labios con Emma ya no lo satisfacían, ambos querían mas, pero no sabían que exactamente y cuando ese amigo de Camilo de 17 años le conto lo que había experimentado con su novia, Camilo quiso probar con Emma todo.

El dia que Camilo le contó a Emma todo lo que había escuchado, ambos decidieron ir mas lejos e investigar en la habitación de Emma, donde tenían mas privacidad, todo acerca de las relaciones sexuales.

Ambos estaban nerviosos cuando buscaron de forma incognita en un portal no muy conocido un sitio donde mostraran videos para adultos.

Juntos, tomados de la mano, sentados frente a la moderna laptop de Emma vieron cosas que los dejaron perplejos, asombrados, excitados y ansiosos de poner a prueba todo lo que habían visto en ese video lujurioso.

Camilo fue el primero en intentar hacer algo, motivado por sus hormonas que lo volvían loco. Beso a Emma como siempre tomándola de la mano, pero esta vez hizo algo diferente algo que nunca había hecho antes.

Abrio mas la boca de Emma y la de Él y busco su lengua con la suya.

Emma se sorprendio abriendo los ojos ante esa intrusión, pero pronto sus hormonas alborotadas también tomaron las riendas de su cuerpo y se relajo tanto qu

e pronto parecía que ambos estaban dominando ese beso francés.

Pronto las manos de ambos se movieron en sus jóvenes cuerpos, recorriendo sus incipientes curvas, la suavidad de su piel tersa demasiado juvenil.

Pronto se encontraron gimiendo y Camilo, aunque era mas chico de edad que Emma, era mucho mas alto y fuerte que ella, por lo que pudo cargarla sin esfuerzo para sentarla en su regazo tal como su amigo había hecho con su novia.

Aquello era infinitamente mejor en la práctica que lo que había escuchado e imaginado.

Si bien lo había dejado caliente y ansioso el relato de su amigo, ahora que estaba con Emma le resultaba mas delicioso sentirlo en carne propia.

Siguiendo el instinto de lo que sentía, Emma comenzó a moverse encima de Camilo, restregando su virgen sensualidad en la de Él.

Ambos eran virgenes, pero eso quedaría rápidamente en el pasado.

Camilo corto el beso un momento y se levanto del sillón donde estaban sentados llevando cargada a Emma para dirigirse a la puerta y cerrarla con seguro.

No dejaría que ella se escapara hasta que probaran de todo un poco.

Lentamente y sin prisa se desnudaron revelando sus aun infantiles cuerpos a la vista del otro, lo cual lejos de aterrorizarlos o avergonzarlos, los encendio aún más.

Las manos de ambos recorrieron cada centímetro de piel, investigando, hurgando, sintiendo, experimentando.

Como si fueran científicos, tomaron notas mentales donde debian de presionar, donde podían besar, donde podían tocar fuerte, donde no.

Como si siguieran un guión, reprodujeron varios videos para adultos fijándose muy bien que hacer.

Pronto fueron unos alumnos excelentes, siguiendo instrucciones que los hicieron sentir demasiadas sensaciones nuevas para sus pocos años de vida.

Los labios de ambos recorrieron sus cuerpos, se besaron con demasiada pasión irrefrenable, con prisa, con locura.

Sin pensarlo, Emma como la mayor tomo las riendas de lo que pasaba y sento en el calido sillón de su recamara, su favorito, donde el sol le regalaba sus cálidos rayos a Camilo para después sentarse encima de Él.

Desnudos, sus cuerpos se movían y separándose un momento Camilo intento introducirse en ella.

Dolor para ambos, fue lo primero que sintieron. Se extrañaron por el intenso dolor, aun mas intenso para Emma, pero lo intentaron de nuevo después de volver a hacer una consulta rápida en el celular de Camilo y comprobar que lo que faltaba era lubricación, por lo que Emma se hizo cargo de eso.

Lentamente se deslizó hacia abajo para llevar a su boca el miembro de Camilo quien jadeo al sentir el placer por primera vez en esa zona tan sensible.

Incapaz de contenerse, Camilo le rogo a Emma que volviera a su regazo, pues sentía que no resistiría mucho y aun quería tener esa primera experiencia con ella.

Emma, quien estaba muy caliente, también deseaba experimentar todo con Él, pues aunque ninguno lo dijera explícitamente, hacia años que se amaban.

Lentamente se puso de pie, se coloco en el regazo de Camilo pero no se sento totalmente encima de de Él, sino que se mantuvo de pie para despacio intentar de nuevo aquello.

Muy despacio, ella logro que Él estuviera dentro de ella.

Ambos se quedaron quietos abrazados, comenzando a sudar y sintiendo tantas cosas que no supieron describir con palabras.

Solo pudieron expresabarlo jadeando y gimiendo en los labios de ambos.

Emma abrazo tan fuerte a Camilo, le enterro sus uñas en sus hombros en vías de ser poderosos y musculosos y Él la rodeo por su cintura, amasando su delicado trasero.

Cuando Camilo estuvo por completo dentro de Emma ambos sonrieron mas sudorosos, nunca habían experimentado con nada ese nivel de placer tan intenso.

Emma apoyó sus rodillas en el sillón y lentamente se movio como había visto que lo habían hecho en el video.

Ambos se sientieron morir, renacer, estallar. Fue corto pero extremadamente placentero para los dos.

Juntos habían perdido su virginidad, juntos se explorarían cada vez que se verían, como ahora que Camilo abrazaba a Emma mientras que ambos miraban el drama que se desarrolla a unaspuertas de la habitación de Emma.

Ellos no sabían porque sus hermanos siempre habían sido tan mojigatos y tímidos.

Pero lo que si sabían es que sus padres permitían que sus hermanos mayores se quedaran solos en sus habitaciones era porque ellos mismo lo habían fomentado.

Camilo cerró la puerta dejando atrás a su hermana que lloraba y abrazo con mas fuerza a Emma, pues quería volver a estar dentro de ella una vez mas, nunca se cansaba de ella y ella nunca se cansaba de Él y del placer que pronto supieron dominar, pero que los hacia querer más y más.

"Erik, no espera, podemos arreglar esto, se que nos están obligando, pero no debemos de darles gusto, son nuestras vidas!"

Celeste aún seguía apelando al sentido de decencia y amistad que los unia, ese vinculo que nunca habían roto ni traspasado, ese vinculo primoroso y tierno que se fracturaba cada vez más.

Para nadie era un secreto que Celeste adoraba a Erik no solo como amigo, de hecho le había dicho a su madre un dia que se sentía atraída por Él, pero Celeste sabia que no podía haber nada mas entre ellos.

Siempre serian amigos, eso se lo había confirmado Erik infinidad de veces, cosa que era cierta.

Erik quien ya estaba en la universidad, sostenia una relacion amorosa con Melissa Handen, una sexi pelirroja desde que ambos estaban en segundo de preparatoria.

Eran unidos, se amaban, se adoraban y Celeste era usualmente la confidente de ambos.

Celeste también se había hecho amiga de Melissa, pues siempre los encontraba en los pasillos de la preparatoria cara y exclusiva done obviamente iban solo los hijos de los mas poderosos empresarios y dueños de cadenas departamentales e incluso los hijos de algunas celebridades.

Los padres de Melissa eran ricos nuevos, con apenas unos cuatro años de ser millonarios, por lo que no eran muy bien vistos por todos los demás empresarios, quienes eran muy cerrados en sus amistades y conocidos.

Pocas personas de los circulos mas elite invitaban a los Handen a sus fiestas de celebraciones o cumpleaños.

Por eso cuando Ronald Myers se entero de que su estúpido hijo estaba saliendo con la hija de Madsen, enloquecio de rabia.

Ese dia fue a darle un ultimátum al padre de Melissa, de que si su hija no se alejaba de su hijo, el mas poderoso, rico e influyente heredero de la familia Myers, haría que su recién construido imperio colapsara.

Asustado por sus palabras, el padre de Melissa le prohibio que viera al chico y le dijo enérgicamente que terminara con Él.

Eso destrozó el corazón de Melissa, quien entendiendo el dilema que su familia atravesaría si siguiera con su noviazgo imposible con Erik decidio terminar su relacion con Él.

Los dos sufrieron mucho, pues se amaban demasiado, se entendían perfectamente, habían sido los mejores amigos y novios por mas de tres años.

Devastada, Melissa le rogo a su padre que la enviara lejos de ese lugar donde todo le recordaba a Erik y ella se fue a otro pais donde se quedaría con sus abuelos maternos.

Para cuando Erik supo esto, ella ya estaba en ese lugar y no le darían información de donde había ido por instrucciones especificas de su padre.

Desde el principio los Myers y Millers habían planeado la boda de sus hijos solo entre ellos, pues ninguna otra familia era rica y noble como esas dos familias.

Sin embargo nunca imaginaron que los herederos no se gustarían entre ellos y que al contrario solo serian amigos, e incluso Erik tendría una novia de otra familia de menor rango.

"No tenemos nada que hablar Celeste, esto es inevitable, ya no tengo nada mas que perder..."

"Si lo tienes Erik, perderías mi amistad, mi aprecio por ti...por favor no..."

"Tu no sabes la presión a la que estoy sujeto por nuestros padres, en especial mi padre."

"Debo hacer lo mejor para la familia, pues ya soy adulto, por ello esto es lo mejor."

"No Erik, te ayudare a encontrar a Melissa, ella y tu podrán."

Erik golpeo la puerta con ambas manos cuando Celeste pronuncio el nombre de su amada perdida.

"No digas su nombre nunca mas!"

"No eres digna de pronunciar su nombre, asi que no vuelvas a decirlo!"

"Por tu culpa mi padre me la quito, ella y yo eramos felices, nos amábamos..."

Erik tomo del brazo a su antes amiga, ahora una enemiga jurada de Él para aventarla a su comoda cama King size.

"Antes te quería como a mi hermana, una hermana que protegia, pero eso quedo en el pasado."

"A partir de ahora solo fingiremos que nos llevamos bien, pero en cuando estemos solos no quiero que te me acerques."

"Todo lo bueno que fui contigo quedara en el pasado esta noche y todo por cortesía de nuestros padres...deberías de agradecerles por su amabilidad."

La luz de su habitación comenzó a bajar gradualmente bajo su orden y Celeste se sintió perdida y temorosa. *****************By Liliana Seytu****************

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir