ManoBook > Romances > Atrapada entre mi amor desmedido y tu odio.

   Capítulo 21 La atropellada llegada.

Atrapada entre mi amor desmedido y tu odio. Por Liliana Situ Palabras: 8765

Actualizado: 2021-05-04 00:28


"Aterriza lo mas cerca posible de esa villa."

Ordenó Marcus al piloto.

El piloto volteó la cabeza para decirle en voz alta.

"Lo intentaré!"

Presionando su pie hasta el fondo del acelerador, Alexei entró antes de que la aeronave aterrizara en un campo un poco lejano de la villa.

Debido a la oscuridad que ya reinaba en el sitio, las linternas de los celulares de ambos jóvenes y de la gente de Marcus le dijeron a Alexei donde habían aterrizado.

Alexei entró triunfante a la villa y lo primero que hizo fue preguntar donde estaba el hotel más cercano.

La amable gente de la villa le indicó donde estaba el único hotel del lugar y Alexei se dio prisa por llegar.

Obviamente pasó por enfrente del kiosco de la villa que ya estaba iluminado por las farolas y pudo ver la manta que su familia había hecho colocar en los suburbios cercanos a la gran ciudad.

Villa Greenpoint era la mas lejana de los suburbios.

El lujoso auto se estacionó y el gerente, un hombre de mediana edad lo recibió en la puerta.

Se veía que era un joven de familia rica, por lo que le convenía tratar bien al recién llegado.

"Buenas noches joven distinguido, en que puedo ayudarle?"

Alexei lo interrogó sobre Celeste, pero el Gerente no recordaba haber visto a ninguna jovencita como Celeste.

El gerente mismo le mostró los registros con las pocas personas que habían llegado a ese hotel.

Con gusto le mostró las demás habitaciones vacías, confirmándole que solo había 3 huéspedes en un total de 12 habitaciones.

Las 3 habitaciones ocupadas restantes fueron tomadas por una pareja de edad.

Un vendedor cansado.

Y en la última habitación estaba alojada una escritora de novelas que usualmente pasaba una temporada en esa villa.

La escritora en cuestión era una mujer en sus cuarentas que había llegado 10 días atrás.

No.

Ninguna de esas personas coincidia con Celeste.

"Si sabe de algo o se entera de algo, hágamelo saber, lo recompensaré por su discreción."

"Y si alguien viene preguntando por Celeste Millers, dígale lo mismo que a mi, pero no les diga que también estuve aquí por favor."

El gerente asintió, como no ayudar al joven de la familia Sore?

Era un joven rico y posible inversor en su negocio.

Alexei preguntó a las personas que encontró en la plaza a esa hora si alguno había visto a la joven Celeste en esa villa.

Todos le dijeron que no, que ningún forastero había llegado.

Además le dijeron que solo habían sabido de su desaparacion hacia unos minutos atrás por la manta.

Alexei no se rindió y entró a los establecimientos cercanos preguntando por Celeste.

"Bro, de haber sabido que esto sería una maldita excursión me hubiera preparado mejor!"

Protestó Marcus al ver sus finos y caros zapatos enlodados debido al terreno fangoso donde el helicóptero había aterrizado.

"Puedes irte si quieres, yo la buscaré."

"Regresa a tu mansión Marcus, me haz ayudado lo suficiente."Comentó Erik con un tono enfadado.

Marcus no quería regresar a su mansión fría y vacía.

Quería ver como Alexei y Erik peleaban por Celeste.

Además quería ver quien la descubría primero.

Claro está que Él también quería encontrarla...

Pero si lo hacia la escondería de ellos dos para poder tener intimidad con ella.

Ahora que no era virgen podía tener sexo con ella sin remordimientos de ninguna especie.

Aunque pensadolo bien..

Marcus nunca había sentido o tenido remordimientos por tener sexo con ninguna mujer.

Además quería que Celeste fuera su primera mujer en hacerlo piel con piel, sin plástico de por medio.

No podía dejar que Erik le ganara en algo.

Cuando los dos por fin pisaron el suelo de piedras de las calles de Villa Greenpoint también preguntaron por el hotel más cercano.

Las mujeres quedaban boquiabiertas al verlos pasar, pues los dos parecían modelos masculinos.

Todas las mujeres de los establecimientos salían para mirarlos con detenimiento, incluso las de mayor edad.

Nunca habían visto a jóvenes más guapos que ellos.

Camila los reconoció al momento de verlos.

Había estado platicando con varias de sus antiguas amigas de la villa cuando todas se quedaron sin aliento al ver pasar a los adonis.

Todas todavía estaban riendo por el bello pero fugaz momento en que Alexei las había abordado amablemente para preguntarles si alguna de ellas había visto a Celeste.

Si Alexei era guapo, Marcus y Erik eran guapísimos.

"Ustedes, hablen ahora, vieron a est

a chica por aquí?"

Marcus les preguntó de forma ruda a las jóvenes que se quedaron mirándolo fijamente.

"Hola? hablan nuestro idioma?Volvió a hablar Marcus con un tono de desdén.

"Que pasa, les comió la lengua el ratón a todas?"

"Vamonos viejo, estas tontas no nos serán útiles."

El patan que llevaba dentro Marcus siempre salía a flote cuando trataba con gente de menor clase y poder que Él.

Marcus veía a todos lo que no eran como Él, como la servidumbre.

"Cállate Marcus, déjame hacer esto a mi."

Erik le hizo callar a su amigo cuando escucho sus maleducadas palabras.

"Lo siento, disculpen al idiota de mi amigo por sus palabras, pero quisiera saber si..."

Camila, quien como todas las chicas había estado babeando por los chicos, cuando escuchó hablar al idiota de Marcus supo que estaba tratando con niños ricos egocéntricos y engreídos.

Con su experiencia de Blogger había tenido oportunidad de tratar con uno o dos, por lo que le respondió a Erik inmediatamente.

"No te preocupes joven Erik, sabemos a quien buscas."

"Otro joven también ya nos preguntó y te decimos lo mismo que le dijimos a Él."Dijo Camila.

"Esa tal Celeste que buscan no está aquí."

"Vamonos chicas."

Camila arrastró a las chicas de mala gana a otro lado mirando a los dos prepotentes jóvenes en la plaza.

"Vuelve aquí maldita niña!"

Gritó Marcus, pero las chicas no voltearon esta vez para nada.

"Idiota, así no me estás ayudando!"

"Bro, solo muestrales los billetes y todos cantaran más rápido que un gallo al amanecer."

"Esta gente esta muerta de hambre y hara cualquier cosa por dinero."Marcus se cruzó de brazos mirando con desprecio y altanería a todo aquel que se cruzara en su camino en esa plaza miserable.

"Ya te dije que puedes irte Marcus, yo me encargaré."Volvió a repetir con tono de fastidio Erik.

"Viejo, esta aventura es de los dos, yo te dije donde iría el remilgado de Alexei asi que..."

"Este remilgado no quiere que hables a sus espaldas Marcus."

Alexei caminó con seguridad y la mirada dura puesta sobre Marcus, ignorando por completo a Erik."Si tienes algo que decirme hazlo como los hombres, de frente."

"Asi es como me devuelves mi amabilidad Marcus?"

"Traicionándome por Erik?"

"Así me pagas todo lo que hice por ti Marcus?"Marcus bostezó ruidosamente frente a Alexei.

"Tu amabilidad Alexei?"

"Me estas tomando el pelo, verdad?"Gritó despectivamente Marcus.

"Tú, maldito hijo de puta siempre te creiste superior a mi."Marcus se enderezó y sacó más el pecho arrogante.

"No creas que no se lo que le decías de mi a tu estúpido sirviente!"

Alexei tomó por la camisa a su amigo dispuesto a propinarle unos buenos golpes.

Esa basura no podía ser llamado amigo más.

"Tranquilos, no den un espectáculo aquí por favor."

Alexei miró con odio a Erik cuando sintió su mano intentado separarlo del cuerpo de Marcus.

"No me toques Erik, recuerda que tu y yo no somos nada."

"Alejate de mi y de Celeste."Sentenció con voz de mando Alexei.

"Yo llegue primero a esta villa, yo supe donde estaba."

"Tu no lo sabrías de no ser por esta basura de aquí."

Alexei se refirió a Marcus picándolo con su dedo el pecho.

"Oye, no me toques de esa forma tan afeminada Alexei!"Gritó Marcus alejándose con asco del dedo de Alexei que tocaba su pecho

"Te tocaré como quiera Marcus porque eres una maldita mujer chismosa que corriste con el chisme con tu amiguita..."

Se burló Alexei de Marcus levantando el mentón más alto que Marcus.

"Ya está bien los dos, Marcus imbecil, retrocede, le ganaremos a este idiota."Erik apuntó con su dedo a Alexei quien comenzaba a enfadarse.

"Y lo dejaremos sin habla cuando regresemos a la ciudad con Celeste."

"Porque en el momento en que Celeste sepa que estoy aquí vendrá a buscarme."

"Te lo garantizo Alexei, Celeste vendrá a mi cuando sepa que estoy aquí por ella."Amenazó Erik a Alexei.

"Eso lo veremos, porque solo tu crees tus mentiras Erik."Respondió el joven que

"Si Celeste vió tu reprochable y cuestionable Live donde la expusiste como una joven irresponsable no querrá verte de nuevo Erik."Declaro con tono confiado Alexei.

"Eso ya lo veremos, Celeste me ama demasiado para no correr a mis brazos."Dijo Erik mirando a su antiguo amigo.

"Lo ha hecho antes Alexei, la he tenido con ropa y sin ropa en mis brazos..."

Las palabras de Erik estaba cargadas de mordacidad. ******By Liliana Situ*****

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir