ManoBook > Romances > Me Pones Caliente

   Capítulo 5 Una ilusión destrozada

Me Pones Caliente Por SoulCharger Palabras: 5238

Actualizado: 2021-01-03 00:12


En cuanto el taxi se detuvo frente al enorme edificio, Ashley respiró hondo para poder arrastrar su menudo y adolorido cuerpo hasta el interior de su espacioso apartamento. Una vez dentro, el interior limpio y cómodo de su propio espacio le dio una sensación de tranquilidad, con una decoración minimalista en colores claros y amplios ventanales, su casa tenía un aspecto moderno, pero hogareño. Ashley encontró este departamento después de haber convencido a sus padres para poder trabajar por su cuenta en lugar de en el negocio familiar, se encontraba muy cerca del centro de la ciudad y a sólo treinta minutos de Ling Group en automóvil. La joven entró a su habitación y se dirigió sin dudarlo a darse una ducha tibia, se paró frente al espejo y pudo notar todas las marcas que había en su piel para demostrarle que la noche de sexo salvaje no había sido simplemente una ilusión, luego frotó cada centímetro de su cuerpo como si de esa manera pudiera borrar lo que había sucedido. Su familia había accedido a dejarla trabajar en otra empresa con la condición de que se cuidara bien, y para eso, se había inscrito en clases de Taekwondo y otras artes marciales. Pero a pesar de todo esto, ella había perdido su virginidad con un completo extraño, ¡jamás podría explicarle esto a su familia!

Ashley había tenido el tiempo suficiente para recapitular los hechos de anoche y llegó a la conclusión de que su propio novio le había tendido una trampa. Sin embargo, lo hecho estaba hecho y no podía hacer nada para cambiar las cosas, así que ella decidió resignarse y continuar con su vida. De lo que podía estar segura era de que nunca iba a perdonar a Charlie, pues un hombre como él no valía la pena. Aunque ya había tomado una decisión, era inevitable sentir un profundo dolor en su corazón, justo cuando pensaba que finalmente había encontrado a la persona con la que pasaría el resto de su vida, su ilusión se había hecho mil pedazos. A pesar de que la familia de Ashley era adinerada y siempre había vivido bastante bien, ella jamás había sido engreída ni se preocupaba por superficialidades, además de que pensaba que cuando encontrara al hombre de sus sueños, no le importaría el dinero o su posición social en absoluto. Con esas consideraciones en mente, Charlie parecía el hombre ideal para Ashley, aunque el destino se encargaría de demostrarle lo contrario. ¡Era tan difícil aceptar la traición de la persona en la que habías depositado tu confianza!

Después de una larga ducha, Ashley se puso la pijama y se arrojó sobre la cama, estaba tan exhausta que sus ojos se cerraron en cuanto su cabeza tocó la

suave almohada, cualquier otra cosa podría esperar hasta que ella despertara.

Justo al mediodía, el sonido de su celular la sacó de su profundo sueño, Ashley atendió la llamada sin mirar la pantalla y Yasmin preguntó exaltada: "¿Por qué no viniste a trabajar?". Ashley parpadeó rápidamente y se levantó de inmediato, entonces, su amiga continuó: "¿Qué tanto estabas haciendo? ¡No has contestado ninguna de mis llamadas! Estaba empezando a pensar que los extraterrestres te habían abducido y en este momento estabas en algún lugar del espacio exterior".

De pronto, todos los recuerdos de lo que había sucedido la noche anterior volvieron a provocar un caos en la cabeza de Ashley, dejándola sin habla.

"¿Sigues ahí? ¿Por qué te quedas callada? ¡Al menos dime algo!", Yasmin comenzó a preocuparse cuando no escuchó nada del otro lado de la línea.

"Estoy bien, anoche bebí demasiados tragos y me fui a casa a dormir. Estaba tan cansada que no escuché tus llamadas, eso es todo, deja de imaginarte cosas", Ashley respondió de la manera más tranquila que pudo mientras se frotaba la cara con pereza.

"¿En serio? ¿Y por eso faltaste al trabajo?", cuestionó Yasmin.

"Sí, es sólo que olvidé pedir permiso", luego de esto, ambas chicas permanecieron en silencio unos segundos. "Pero...", Ashley no quería que Yasmin se enterara del asunto del hotel, así que la mejor manera de evadirla era hacer como si nada hubiera pasado. "Iré a trabajar más tarde, ahora tengo que ir a preparar mi desayuno, ¡nos vemos luego!", en cuanto terminó estas palabras, ella colgó el teléfono.

Yasmin frunció el ceño con una sensación de que algo andaba mal con su amiga, aunque no sabía qué era exactamente. Si había algo que distinguía a Ashley, era su profesionalismo en el trabajo, nunca había llegado tarde, ni faltaba ni se iba temprano. Hoy simplemente no se había presentado en la oficina, algo tan inusual en ella que Yasmin trató de comunicarse con urgencia. Quizás Ashley en verdad se sentía agotada, así que Yasmin sacudió la cabeza y pensó que era mejor deshacerse de ideas absurdas.

Después del almuerzo, Ashley tomó un taxi hasta la empresa, Yasmin ya la estaba esperando, así que la saludó y ambas se dirigieron a su oficina a trabajar. Media hora después, la secretaria le pidió que se reportara a la oficina del gerente general de inmediato.

Lo último que Ashley quería era ver a Charlie de nuevo, aunque no estaba dispuesta a mezclar sus emociones con lo laboral. Ella colgó y se preparó para subir, dio tres ligeros golpes en la puerta cuando Charlie respondió desde adentro: "Adelante, por favor".

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir