ManoBook > Romances > Me Pones Caliente

   Capítulo 6 Preguntas

Me Pones Caliente Por SoulCharger Palabras: 4850

Actualizado: 2021-01-03 06:01


Charlie recibió a Ashley con los ojos entrecerrados y una expresión indiferente, la miró por un rato hasta que al fin abrió la boca y preguntó lentamente: "¿A dónde fuiste anoche?". Entonces, su rostro se volvió más sombrío e inquisitivo.

Esta mañana, Charlie le preguntó a Yasmin si había tenido noticias de Ashley, a lo que ella respondió que la chica había regresado a su apartamento y durmió hasta el mediodía. Pero Charlie no le creyó en absoluto pues había visto con sus propios ojos como Ashley se había terminado la bebida hasta el fondo. El afrodisíaco que le puso era uno especialmente potente que él había comprado en el extranjero y no había forma de que ella hubiera aliviado sus molestias hasta tener relaciones sexuales. Ashley se quedó parada mirándolo con desprecio, sintiendo un profundo abismo entre ella y el hombre que tenía en frente.

"¿A dónde crees que fui anoche? Discúlpame, pero si esta conversación no tiene nada que ver con asuntos referentes al trabajo, entonces me voy", Ashley replicó sin parpadear ni una sola vez y estaba a punto de irse cuando Charlie intervino.

"Creo que me debes una explicación", aunque la chica se sentía incómoda, su rostro demostraba lo contrario, lo que hizo enojar aún más a Charlie.

"¿Cómo te atreves a pedirme que te aclare algo que ya sabes?", hasta ese momento, Ashley se dio cuenta de que el descaro del hombre con el que se iba a casar no tenía límites. ¿Cómo podía ser tan sinvergüenza para interrogarla y pedirle que le explicara lo que él mismo había hecho? ¡Ahora resultaba que Charlie se estaba haciendo la víctima! Si no estuvieran dentro de las instalaciones de la empresa, Ashley definitivamente lo habría abofeteado sin dudarlo.

La joven suspiró profundamente para poder controlarse antes de declarar con firmeza: "¿Qué te puedo decir? Creo que las cosas resultaron tal como esperabas, excepto que tú no eras el hombre involucrado. Entre nosotros ya no hay nada, se acabó". Ella lo contempló durante un par de segundos más antes de darse la vuelta y salir de la oficina sin esperar a que él respondiera.

Charlie arrugó el entrecejo mientras la miraba alejarse, era una mujer tan bella como orgullosa, por lo que él no pudo evitar reírse. '¡Vaya, vaya! ¿Quién rayos se cree que es? Piensa que es muy especial cuando lo único que tiene a su favor es una cara bonita. Si no la tuviera, ¡yo jamás me habría fijado en una empleada común

y corriente como ella!', se dijo a sí mismo con una sonrisa burlona.

Desde el principio, fue la belleza de Ashley y su actitud indiferente lo que atrajo a Charlie como una abeja al panal. Queriendo conquistar esa fachada inquebrantable, él comenzó a enamorarla con el objetivo de que se convirtiera en su esposa. Sin embargo, con el paso del tiempo, Charlie empezó a cansarse de su desdén, pues aunque él le había insinuado en varias ocasiones que quería tener sexo con ella, la joven se empeñaba en rechazarlo una y otra vez. Charlie había decidido que no podía esperar más y estaba dispuesto a hacerla suya, por lo que había planeado darle a Ashley una especie de droga para que ella cediera, lo que no esperaba era que otro hombre entrara en escena.

La noche anterior, en cuanto Ashley le dijo a Charlie que quería irse a descansar, él pensó en alcanzarla media hora después, justo cuando el afrodisíaco tenía que hacer efecto, entonces todo encajaría naturalmente en su lugar y al fin cumpliría su más grande anhelo. Desafortunadamente para él, James Ling, su padre, lo llamó para pedirle que fuera a ocuparse de un asunto urgente de la empresa y tuvo que desviarse del camino. James era el actual director ejecutivo de Ling Group, el mejor ejemplo de un hombre digno que manejaba la empresa con dureza y tenacidad. Por esas razones, Charlie no se atrevía a desobedecer a su padre, además de que estaba consciente de que no toleraba los errores de nadie. Si Charlie no se desempeñaba bien, James podría reemplazarlo fácilmente en un abrir y cerrar de ojos, por lo tanto, después de analizar lo que sucedería, él prefirió correr hacia la compañía.

Cuando Charlie regresó al hotel y se dirigió a la habitación que había reservado para Ashley, ya era la una de la mañana, para su sorpresa, su novia no estaba por ningún lado y al parecer nunca había puesto un pie allí. Él salió apresuradamente de la alcoba para buscarla, aunque no quiso importunar a nadie, todas las personas que se alojaban en este piso eran básicamente ricas y poderosas y sería un error fatal hacerlos enojar. Si sus acciones causaban molestias a alguien, entonces la noticia definitivamente llegaría a su padre y eso echaría a perder todo su esfuerzo durante años en la compañía. Pensando en esto y lleno de frustración por no haber podido encontrar a su novia, Charlie volvió a la habitación que había reservado para desquitar su coraje.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir