ManoBook > Romances > Besos De La Traición

   Capítulo 16 No nos conocemos tanto

Besos De La Traición Por Aurora Palabras: 3567

Actualizado: 2021-01-13 04:51


Aunque nunca antes había tomado el autobús, ahora no tenía otra opción, dadas las circunstancias. La verdad era que se estaba adaptando bastante bien. Su padre le había dicho que tenía una gran capacidad de adaptación y era muy buena en muchos sentidos.

Mary finalmente llegó a su destino después de cambiar de autobús dos veces. Al mirar el edificio alto, se sintió muy insignificante en ese momento. No tenía la capacidad de cambiar muchas cosas a su alrededor, y mucho menos de luchar contra ellas.

De manera que decidió que debía trabajar duro de ahora en adelante, pues no quería ser intimidada como lo estaba siendo. En la actualidad, no le quedaban fuerzas para luchar, y tenía que entregar su destino a otros.

Tenía que tomar el control.

Cuando entró en el edificio, no fue a ver a Franklin directamente, sino que se sentó en el área de descanso del salón en el primer piso. No era una chica ignorante que creía que si se lo decía a la recepcionista, fácilmente la dejaría entrar a la oficina del CEO. No tenía cita, ni era alguien conocido. Tal vez Franklin ni siquiera se acordaría de ella.

Cuando iba antes a la compañía de su padre, todos sabían que era la hija del jefe del Grupo Liu, y todos la adulaban. Pero ahora era una don nadie que no tenía nada, así que tendría que esperar a que Franklin saliera. Y parecía que Dios había oído lo que Mary estaba pensando, porque poco después de sentarse, el hombre en cuestión salió del ascensor. Las personas que lo rodeaban le hablaban simultáneamente y él parecía responderles de manera amistosa.

La chica supuso que debía de estar entreteniendo a un cliente muy importante. ¿Por qué si no, el propio CEO, despediría a su invitado en persona?

Cuando este se fue y Franklin se dirigió al ascensor una vez

más, ella se le acercó y lo saludó con respeto. "Señor Leng".

"Eres tú. ¿Qué sucede?". La reconoció de inmediato. No obstante, no esperaba que ella fuera a él de esa forma.

La razón por la que había hecho tantas cosas inusuales aquel día era porque esta chica delante de él tenía los mismos ojos que Jeannette. Cuando él recordó ese día, supo que había sido demasiado imprudente. No solo su corazón se había ablandado ante una extraña, sino que también la había llevado a la villa e incluso le había pedido que lo ayudara a manejarla. Era ridículo pensar en todo ahora.

"Señor Leng, tengo algo que hablar con usted. ¿Está libre ahora?". Ella no estaba tan nerviosa ahora que él fue capaz de reconocerla enseguida. Pensó vagamente que su misión al ir allí podría ser mucho más fácil de lo que había esperado, pero se estaba adelantando, porque la respuesta de Franklin fue como si le tiraran agua helada encima, lo que la devolvió violentamente a la cruel realidad.

"¿Hablar conmigo? No creo que tengamos nada de qué hablar. Tú eres solo una estudiante universitaria, y no tienes ninguna relación conmigo o con mi empresa, así que me temo que no nos conocemos tanto como para concederte una charla". Luego se dio la vuelta y entró directamente al ascensor, sin darle a Mary la oportunidad de hablar.

Independientemente del motivo por el que ella había acudido a él, este no quería verla más.

La chica se quedó sin palabras mientras miraba la espalda del hombre. Sabía que ese encuentro había sido un fracaso, pero no se rendiría. De manera que se dio la vuelta y volvió al área de descanso para seguir esperando otra oportunidad de hablar con él.

Mucha gente la había visto acercarse al CEO y hablar con él, aunque no escucharon lo suficiente su conversación.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir