ManoBook > Urban romance > Un Camino Encontrado

   Capítulo 1 Accidente en el restaurante

Un Camino Encontrado Por Mibel Palabras: 7144

Actualizado: 2021-01-06 07:18


Ciudad de Nueva York 10:00 P.M.

Cintia Hidalgo, se estaba divirtiendo en su despedida de soltera, ya que mañana será el día en que se casara con Adrián Rivera, el chico que la salvó en un accidente, oh eso fue lo que le dijo él, cuando ella fue secuestrada, desde ese entonces ella se enamoró de él a primera vista, solo así ella estaría agradecida por salvarla, una repentina llamada telefónica interrumpió la fiesta.

"Oye dile a tu prometido que sea más paciente ya que mañana se casaran", Sandra Hidalgo hermana menor de Cintia Hidalgo, lo dijo en modo sarcástico

frunciendo el ceño y con una sonrisa en el rostro "no es el, es un número desconocido", "entonces contesta, no valla hacer algo importante" dijo Sandra.

"Buenas noches, Es usted la señorita Cintia Hidalgo?" preguntó el hombre, "Quien la busca", respondió Cintia, "su prometido se encuentra en un hotel con una amante, si quiere desmentirse, le enviaré la dirección y una disculpa si he interrumpido algo importante" aquel hombre colgó después de darle la noticia a Cintia.

Atónita por lo que acaba de oír del teléfono, no creyó en aquellos rumores de infidelidades de su prometido, ya que ella no tenía pruebas que lo desenmascare, ahora que tenía una oportunidad, decido ver si lo de aquel hombre era real o era una mentira, dejó caer el teléfono de la mano haciendo preocupar a los presentes, "hermana que está sucediendo" Sandra dijo preocupada, Cintia sin dar una respuesta, salió con prisa que se olvidó de llevar su teléfono, "Fernando llévame al hotel The Langham, New York, Fifth Avenue", sentándose en la parte del copiloto de aquel Porsche 911 plateado

"Pedro llévame a donde vaya mi hermana" subiendo en su Volkswagen Jetta negro, "Claro que sí señorita" dijo el chofer personal de Sandra

después de treinta minutos, Cintia llevaba un rostro frío que cualquier persona le daría miedo de verla, al bajar del coche, fue directo con la recepcionista, "dame la llave de Adrián Rivera", con un tono de enojo hizo que la recepcionista temblara de miedo, "aquí esta, señorita algo más que necesite" dijo temblando de miedo, "aquel persona que le avise al Sr Rivera, será despedido" hizo que todos bajaran la cabeza de miedo

Al llegar a la habitación de Adrián, ella no iba sola, así que llevaba diez guardias a su lado, al introducir la llave, vio aquella escena que hizo se enfureciera más, al principio no creyó en las palabras de aquel hombre, hasta que ella misma lo vio con sus propios ojos "Adrián Rivera" dijo con un enojo, aquellas personas se separaron de inmediato al oír a Cintia enojada, por primera vez el se asusto al verla enojada que no pudo pronunciar bien las palabras, "Ci... Ci...Cintia", un sonido fuerte se escuchó en toda la habitación que hasta los guardias bajaron la cabeza al verla enojada, "esto se terminó para siempre, no me busques porque sufrirás las consecuencias si lo haces" dijo aventando el anillo en su cara.

Cerrando el puño por vergüenza ya que varios hombres lo estaban viendo desnudo, "quiero que le den una lección" al salir de la habitación dejó que los guardias se encargaran de lo demás

Cuatro años después, Ciudad de Cancún 6:00 P.M.

Un avión acaba de aterrizar en el aeropuerto, una mujer hermosa, piel clara, vestida de ropa casual, con audífonos puestos y lentes de sol oscuro, estaba saliendo del aeropuerto, estaba por tomar un taxi cuando de repente escucho a un hombre llamarla por su apellido, eso hizo que se enojara, azotando la puerta del taxi, volteo a ver de donde provenía la voz, al ver que es su chofer personal, "señori

ta Hidalgo" dijo bajando la cabeza, "Fernando me vuelves a llamar por mi apellido le diré a mi padre que te despida" aventando la maleta deportiva, trago saliva al escuchar que el Sr Ramón Hidalgo le enseñara una lección, aquél persona que no obedezca a sus hijas.

"Porque trajiste esta monstruosidad y dónde está mi coche" dijo subiéndose en la parte trasera del mercedes-amg-g63 blindado, "su hermana se lo llevó a la universidad" nervioso, recordó lo sucedido en la mañana, "perdió las llaves otra vez" viéndolo desde el espejo retrovisor, "si", "llévame al hotel me hospedare por un tiempo, no me quedaré en México por mucho tiempo" viendo la ciudad desde la ventana.

veinte minutos de camino a Cintia le llamó mucho la atención al ver a un joven hombre con apariencia de un dios griego en aquel restaurante, "estaciónate" "si señorita" al estacionarse Cintia bajó con rapidez y se dirigió al restaurante llamando la atención de todos los clientes y empleados del lugar.

"Dónde está el chico de ojos verdes" preguntándole a una mesera, "usted habla de Israel, es muy raro chicas como usted pregunten por él, para que lo está buscando" dijo con desdén, viendo la identificación de Martha "Martha verdad, si no me dices donde esta el chico de los ojos verdes, hare que te despidan" dijo con enojo, "oh de verdad, prefiero ser despedida, antes de dar información de mis compañeros de trabajo" viéndola directo a los ojos "sabes quien soy yo" con un desdén en sus ojos "no me importa quién sea usted, pero si quieres una sesión de fotos de mi prometido tendrás que venir la próxima semana, pero antes de eso tendrás que hablar con los dueños del lugar para que me despidan"

Israel al escuchar que se estaban gritando una mujeres afuera decidió a ver que estaba pasando, "no otra vez te estas peleando" al separarlas recibió una bofetada de Cintia, todos en el lugar se quedaron atónitos, "Yo... lo siento mucho" poniéndose firme, "Martha otra vez te estás volviendo a pelear" regañando a su prometida, "ella dijo que ara todo porque pierda mi trabajo" viendo a Cintia con desdén "Cariño eso no va a pasar, are todo por que eso no pase" con una voz suave y ronca hizo que Cintia sintiera celos en su interior. "Quiero hablar con él dueño" con una voz de mando, " para decirle que la despedida, te digo una cosa, no lo conseguirás" frunciendo el ceño.

Cintia se levantó de golpe al escuchar la respuesta de Israel, "tú también quieres que te despidan". "Princesa, aunque hayas nacido en cuna de oro, no lograras lo que tu quieras señora Cintia Hidalgo", atónita por qué la llamo por su nombre completo, "tu sabes quien soy yo" dijo, "si, eres Cintia Hidalgo, tu padre es Ramón Hidalgo y tu madre es Catalina Sanchez, tambien tienes una hermana Sandra Hidalgo, hace cuatro años te ibas a casar pero tú descubriste que tu ex prometido te fue infiel, fuiste secuestrada hace diez años, ahora yo te pregunto lo mismo sabes quien soy yo" dijo viéndola directo a los ojos.

"No, pero descubriré quién eres, haré que no vuelvas a trabajar y estás mendigando en las calles".

"De verdad, ahora que tienes al dueño en tus narices que le quieres decir" viéndola con enojo.

Atónita quedó al descubrir que él es el dueño del restaurante, "en una semana me rogaras, para que no pierdas tu restaurante" dijo saliendo del lugar

"Haz que el dueño del lugar pierda su restaurante en una semana, si no tú perderás tu empleo" dijo subiendo, "señorita prefiero perder mi trabajo, a que mi hermano pierda su sueño de la noche a la manana", "es tu hermano" dijo atónita

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir