ManoBook > Romances > Cafuné

   Capítulo 4 Contrato

Cafuné Por Mari Palabras: 8746

Actualizado: 2021-01-15 17:23


— Siento que la cabeza me va a explotar, mejor me voy de aquí, antes de que lo mate yo— Rugió Ezra, rojo de la furia. él pensó que por ser un viejo amigo de su padre, con darle su palabra seria suficiente, aunque, si él estuviera en su posición haría lo mismo. Al llegar a Villa Venecia, decidió ir directamente a su habitación para darse una ducha y pensar en lo que debía hacer en dado caso que el corazón de Richard si fuera compatible.

Villa Veneci, era hermosa, la mansión estaba rodeada por una piscina y encima de ella habían varias habitaciones ambientada con todo lo que a él le gustaba, un salón de música, una sala de video juegos, un salón de invitados, una sala con creaciones tecnológicas, también; había un puente que se conectaba con el jardín. dicha villa, se la regaló su padre cuando cumplió la mayoría de edad, pero como pasó mucho tiempo en Cambridge, solo lo había ocupado estos últimos meses.

Ezra se acostó en la cama y comenzó a pensar ' ¿cómo puedo hacer que Rachel crea que me quiero casar con ella por amor?, ¿qué pasará después que ya estemos casados?, yo no la amo, aunque físicamente no es fea, tiene su piel clara, no es muy alta, yo diría que 1.60 como mucho, delgada, cabello liso, negro, sus ojos grises son hermosos no hay que negarlo, lo que más me gusta de ella es su cabello y sus ojos. ¿En qué demonios estoy pensando?, ¿por qué tengo que estar pensando si es Bonita o no?, siempre la he visto como una hermana, además, yo estoy saliendo con Carla, ¡maldición! Carla, ahora como se lo explico a ella, ¿será que si le cuento la situación me entendería?'.

Ezra y Carla se conocieron en la universidad, tienen un año de relación, así que, cuando él tuvo que regresar para ocuparse del negocio, ella decidió seguirlo, había estado estudiando idiomas, así que no le fue difícil entrar a trabajar en techno Smith group international, como intérprete y traductora, debido a que la compañía era internacional, casi siempre tenía mucho trabajo. Ezra le había propuesto vivir juntos, pero a ella le pareció muy apresurado y decidió alquilar un apartamento cerca de la compañía. La noche se hizo eterna, Ezra duró horas y horas, dando vueltas en la cama hasta quedarse dormido, los pensamientos rondaban su mente y no dejaba de pensar en Carla y Rachel, a la mañana siguiente decidió ir a la clínica a ver como había salido los exámenes de Richard, sin embargo; cuando estaba apunto de arrancar el auto, empezó a sonar su celular:

— Buenos días, Dr Cruz ¿Que noticia me tiene?—. Contestó Ezra mientras se colocaba el auricular en la oreja.

—Te tengo buenas noticias, encontramos un donante compatible con tu padre, su nombre es Richard Miller, me dijo que no era necesario dejarte su número de teléfono, que tu sabrías donde encontrarlo—. Respondió el médico.

—¡Si, si!, gracias Dr cruz, pasaré por su consultorio más tarde, así podremos hacer los preparativos—. Dijo Ezra colgando la llamada, ya le faltaba poco para llegar a la clínica, había tomado la decisión y no cambiaría de opinión.

'Lo siento Carla, ojalá puedas entenderme, aunque, no creo que aceptes quedarte conmigo si me caso con otra'. Pensó Ezra con dolor en su corazón.

— Buenos días Ezra, te estaba esperando, me imagino que el doctor ya te llamo—. Habló Richard viendolo entrar a su habitación, en la mano tenía un sobre, el cual se lo entregó sin siquiera esperar que se sentará.

—Que rápido eres Richard, ya veo que tenías todo planeado, ¿no?—. Dijo Ezra con sarcasmo mientras abría el sobre y posaba sus ojos en el documento, comenzando a leerlo detenidamente.

El contrato decía que, Richard donaría su corazón a James a cambio de que Ezra se casara con Rachel y en dado caso de romper el acuerdo, Rachel se quedaría con las acciones que le pertenecían a Ezra en techno Smith group international. También habían unas cláusulas que decían lo siguiente:

-Si el sujeto "A" que en este caso era Ezra, se divorcia del sujeto "B" Rachel, todas las acciones de techno Smith group international, pertenecientes al sujeto "A" pasarán a ser parte del sujeto "B".

- Si el sujeto "A" Tiene relaciones extra matrimoniales, todas las acciones de techno Smith group international, pertenecientes al sujeto "A" pasarán a ser parte del sujeto "B".

- Si el sujeto "A" incurre en algún tipo de maltrato, con el sujeto "B", ya sea, físico, psicológico o verbal

, todas las acciones de techno Smith group international, pertenecientes al sujeto "A" pasarán a ser parte del sujeto "B".

- El sujeto "A" debe vivir en el mismo hogar del sujeto "B" si incurre en dicha cláusula, todas las acciones de techno Smith group international, pertenecientes al sujeto "A" pasarán a ser parte del sujeto "B".

- Si el sujeto "B" decide, por cuenta propia, sin ningún tipo de amenaza o persuasión, divorciarse, el sujeto "A" conservará todas sus acciones de techno Smith group international.

— ¿Acaso crees que yo sería capaz de maltratar a Rachel?—. Preguntó Ezra incrédulo.

— No lo creo, si lo pensara no te la estaría confiando como lo hago, pero es mejor prevenir que lamentar, yo no estaré para defenderla, así que prefiero dejar todo por escrito, cuando seas padre me entenderás—. Respondió Richard.

Ezra se quedó pensando un rato hasta que agarró el bolígrafo para firmar, ya no había marcha atrás, de todos modos en ninguna parte del contrato decía que tenían que dormir juntos o tener hijos, con vivir en la misma casa era suficiente, pero no podía seguir su relación con Carla ya que rompería una de las cláusulas y con lo astuto que era Richard seguramente ya había contratado a personas para vigilarlo, Ezra sabia que no iba a ser fácil, pero nunca se imagino que Richard tendría todo tan calculado, ahora le tocaba pensar como acercarse a Rachel para que pensara que estaba enamorado, tenía una semana para terminar con Carla y acercarse a Rachel.

Ezra se dirigió al consultorio del doctor para finiquitar los últimos trámites de su padre y realizar la operación lo antes posible. Luego de salir, realizó una llamada para cenar con Carla en su restaurante favorito, el hombre se sentía decaído ya que en esa cena terminaría con la mujer que amaba. —Hola mi amor, disculpa que llegue tarde, es que tuve mucho trabajo hoy, ¿llevas mucho tiempo esperándome?—. Le murmuró Carla en el oído al mismo tiempo que le daba un beso en los labios.

—No tranquila, ¿qué quieres cenar?—. Preguntó Ezra evadiendo su mirada, se sentía tan culpable.

— Mi amor, ¿te sucede algo?, te veo raro, ¿te sientes bien?, ¿tu papá está bien?—. Interrogó Carla, ya que después de un año de relación, podía ver en su expresión cuando algo le preocupaba.

— Mi papá, está bien, la próxima semana lo van a operar, ya conseguimos un corazón compatible—. Respondió Ezra, repitiéndose en su mente que debía ser fuerte por el bien de su padre.

— Pero eso es una excelente noticia ¿no?, después de que mi suegro salga de esto, tenemos que celebrar, ¿qué te parece?— Dijo Carla con una sonrisa de felicidad.

—No puedo celebrar contigo Carla, hoy te he citado aquí para decirte que tenemos que terminar, lo siento, me gusta otra persona, antes de salir contigo ya me gustaba, solo salí contigo para olvidarla, pero con el pasar del tiempo no pude hacerlo, me quiero casar con ella y como verás, no puedo seguir contigo—. Respondió Ezra, aguantando la tristeza que sentía en su corazón.

¡Zas! se escuchó la bofetada en todo el restaurante, las pocas personas que estaban, voltearon a ver lo que pasaba y solo notaron a la figura de una mujer abandonando el restaurante.

'lo siento Carla, espero que algún día, puedas perdonarme'. Pensó Ezra, al tiempo que dejaba el dinero en la mesa para salir del restaurante. Caminó hacia la playa para despejar un poco su mente y calmar la amargura que sentía su corazón, se hacía muchas preguntas en su cabeza. '¿En qué momento paso todo esto?, ¿cómo es que tiene que casarse con una mujer que no ama?, ¿algún día podré explicarle a Carla lo que pasó?, ¿ella me perdonará?'. Preguntas tras preguntas era lo que recorría la cabeza de Ezra.

Al otro lado de la ciudad Carla estaba muriendo en llanto, no sabía cómo pasó todo, se sentía todo tan irreal, quería gritar, llorar, golpear a alguien, había estado saliendo un año con alguien que solo la estaba utilizando para olvidar a otra mujer, tenía solo 2 meses trabajando con techno Smith group international y su contrato era de un año, si incumplía el contrato debería pagar una multa de 100.000$ por mes de incumplimiento, en total sería, 1.000.000$. tendría que tragarse su orgullo y seguir trabajando ahí, no tenía dinero para cubrir la multa. 'Solo espero que tengas un poco de decencia y no te aparezcas frente a mi' Pensó Carla entre sollozos.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir