ManoBook > Romances > Las gorditas también se enamoran

   Capítulo 5 5

Las gorditas también se enamoran Por Marian Palabras: 11993

Actualizado: 2021-01-17 02:18


Entro por las puertas de la escuela como todos los días, los chicos y chicas que están a mi alrededor me miran con incredulidad, cada paso que doy es una persona más que me voltea a ver. Al llegar a mi casillero lo abro con recelo, los estupidos amigos de mi hermano pudieron haber hecho alguna broma en la cual yo saldría perjudicada pero no, no paso nada cuando lo abrí. - ¿como amaneció la mujer más hermosa de esta escuela?- la voz de Adam hace que me voltee de inmediato para mirarlo con sorpresa. -¿yo? - Pues no veo a nadie más. - ¿Estas enfermo? - enfermo de amor por ti- Adam se acerca y sus labios se choca con los míos, aquello me impresiona tanto que siento que mis ojos se van a salir de cuencas. Me levanto de golpe, porque habia soñado, eso nunca en la vida iba a pasar. En el primer piso de la casa se escuchaban risas asi que tomo mis pantuflas y bajo a ver que pasa; en la sala se encontraba mi hermano y su mejor amigo, en sus piernas habían dos chicas que les acariciaba el cabello, carraspeo para llamar su atención y así fue, las cuatro personas que estaban allí voltearon a verme de inmediato. -¿que hacen aqui a...- miro el reloj que esta sobre la pared- a las dos de la mañana? - no es de tu incumbencia- responde adam, al verlo de inmediato pienso en aquel sueño que me coloca los pelos de punta. - no te pregunte a ti- me cruzo de brazos para encararlo. - solo hablamos amber porque no vas arriba otra ves, no es nada del otro mundo.- responde mi hermano. - No quiero escuchar ningún tipo de ruido que conlleven gemidos, ocurre eso y le digo a mama que usas su casa como motel-digo todo aquellos subiendo las escaleras. Entro de nuevo a mi habitación y me tiro en la cama para volver a dormir. Esa noche no escuche ninguna mujer gritando como loca, me levanto de la cama para tomar una ducha, lamentablemente hoy me tocaba ir al colegio pero lo bueno es que era viernes; salgo del baño enrollada con una toalla, tomo algo cómodo y bajo para hacerme el desayuno. Adam y jackson todavia no se levantaban y ya se estaba haciendo tarde, tomo mi cereal favorito y encima de este le hecho la leche. Luego de terminar subo para lavarme los dientes. Terminado este proceso me dirijo al cuarto de mi hermano para levantar al par de tontos que duermen aqui. Abro la puerta sin tocar no vi nada del otro mundo solo a dos vagabundos durmiendo. -jackson- muevo a mi hermano para que se levantara, pero lo unico que hace es roncar- jackson- lo vuelvo a mover-¡JACKSON!- doy un grito para que este se levantara pero en ves de ser el es Adam quien se levanta. vaya mi hermano ni un terremoto lo despierta. - ¿estas loca? No puedes despertar a las personas asi. - ya se hace tarde para ir a la escuela- digo- yo ya me voy, voy a tomar el auto de mama le dices a jack.- me dirijo a la puerta

- loca- es lo ultimo que escucho antes de salir de la habitacion. Bajo al garage para sacar el auto e irme. ---------Entro al estacionamiento de la escuela y todos ven el auto con intriga, el auto de mama es cadillac, el auto de jackson es un BMW y el de papa un volvo y yo soy la unica persona de la familia que no tiene un auto, me bajo del auto con mi mochila sobre mis hombros, al subir la cabeza todos se encuentran sorprendido. - Pero miren, amber tiene auto nuevo- giro mi cabeza a la derecha para saludar. - Hola Rebeca- saludo a la unica persona que me habla en la escuela. - ¿Carro nuevo?- pregunta mientras emprendemos nuestro viaje a las aulas de clases

- No, es solo el auto de mama, ella salio de viaje y me dejo las llave de este bebe. - Sili is il iuti di mimi- rio ante el comentario de mi amiga- no me quiero imaginar el resto de cosas de mama. - no es nada del otro mundo rebeca y antes de que digas que somos adinerados, no lo somos. Aunque pensándolo ahora puede ser que si tengamos un poco de dinero. - ok, ok- alza sus manos en forma de rendición. - vamos a clase- la campana de inico de clase se escucha por toda la escuela, mi primera clase es educacion fisica, mucho la amaran pero yo la odio, no me gusta que la gente me vea en short y tampoco que me vean correr. - vamos amber no coloques esa cara, veamos le un lado positivo. - no rebeca, no le busques la quinta pata al gato, mínimo se van a burlar por como soy y no estoy para soportar estupideces. - ok, yo si saldre- Rebeca sale de los vestiditos de mujer dejandome sola. Me vuelvo a colocar la ropa que traje y me dispuse a salir, me encontraba serca del cuarto del conserje cuando alguien toma mi brazo y me jala para quedar dentro del cuarto de limpeza. -Amber ayudame. -¿En que momento llegaste?- si estaba sorprendida, porque este chico debía ser flash para llegar al mismo tiempo que yo. - Después de que me despertarás no me volví a dormir más y no me quedo que venir a este aburrido lugar. - Podías ir a cualquier lugar y elegiste la escuela, definitivo eres un poco tonto

- No estoy para bromas Amber, no he desayunado y me he comenzado a sentir mal. - Pues vez a la cafetería y desayuna

- No en ese sentido, no me he colocado la medicina- habla en un susurro. - ¿tienes mierda en la cabeza? ¡Sabes que debes colocarte la maldita insulina y no lo haces! - no grites, nos pueden escuchar. - esta bien- respondo tranquilamente- ¿Donde esta la medicina? - La enfermera aun no llegaba y las tome de alla- Adam saca una jeringa de su jean. - esta fria-hablo cuando la jeringa llega a mis manos. - Siempre deben estar refrigeradas- responde Adam, este se levanta el suéter y lo mira con incredulidad-¿Que? - ¿para que te levantas el suéter? - por que es aquí donde debes colocarme la insulina- señala el lado derecho de su abdomen. - Ok, aquí voy- acerco la jeringa al lugar donde me señalo Adam

- gracias- dice cuando saco la aguja de su cuerpo. - no fue nada- tomo el pomo de la puerta para salir de aquella habitacion. Miro el reloj que estaba en mi muñeca para ver a que hora se acaba la clase de educación fisica, faltaba una hora asi que me dirijo al

patio trasero de la escuela para descansar de todo. La campana para la siguiente clase suena, alumnos caminan a sus respectivas aulas, entro a el aula de filosofia normalmente me siento atras pero esta ves decidi sentarme en uno de los asientos de adelante; el resto de alumnos entra y se ubican en su lugar el profesor entra junto con su maletin. - bu...- se ve interrumpido por el director. - disculpe la interrupción profesor Figueroa pero hoy tenemos un estudiante nuevo- el director le hace una seña a la persona nueva para que entrara, se sientes los pasos y la intriga de saber quien es el nuevo. Al aula entra un chico moreno, se escuchan cuchicheos detras de mi. -no deberían aceptar chicos negros en esta escuela- logre escuchar de las chicas de atras. - puedes presentarte.- le dice el direcctor- mi nombre es luke collins tengo diecisiete años y vengo de canada. - bueno luke siéntate donde gustes- dice el profesor cuando el director salio del salon. El chico busco con la mirada un asiento sin ocupar, "que no sea a mi lado" decia en mi mente. Dicho y hecho el chico nuevo se sentó a mi lado

- hola- saluda el. - hola- respondo tímida. El profesor comienza su clase con los sofistas, la clase transcurre de forma normal, algunos tomaban apuntes, otros dormia o hablan y todo esto en las dos horas de claese. La campana para el receso suena, los que estaban dormidos se levantan y salen, el aula queda cada vez mas vacío estoy esperando que el chico nuevo se levante pero el no la hace. -¿podrías dejarme pasar?-pregunto timida. - te dejo pasar pero com una condición. -Mm... ¿cual? -me das un Tour por todo la escuela- dice luke ofreciéndo una sonrisa. - no puedes acercarte a mi, ahora me das permiso. -¿porque dices eso?- miro a todos lados para ver quien nos ve. - soy a la chica a la que le hacen bullying y se que tu no quieres a alguien imperfecto. - nunca le he prestado atencion a lo que dicen los demas, todos ellos son unos ignorantes y tu eres una chica bella, ahora vamos para que me enseñes la escuela- le ofrezco una sonrisa, es la mas sincera que he tenido en muchos años, asiento lentamente y salimos del aula de clase. - bueno, este es el pasillo principal como puedes notar- con mis manos hago énfasis.- este es el pasillo para ir al gimnasio- señalo el pasillo que esta a mi derecha- esa gran estrada de alla da entrada al campo de futbol americano. - me podrias señalar por donde vives- ¡oh no! Estoy soñando o esto es real, me golpean por favor, mis mejillas tienen que estar como un tomate. - cada cosa a su tiempo- suelto una carcajada y el me acompaña en ella

-¿que tal si vamos a la cafeteria? - si vamos- seguimos caminando hasta llegar a las puertas de la cafeteria, luke empuja la puerta dejando ver a todo un tumulto de adolecentes hormonales. Luke toma una bandeja para hacer la cola y comprar algo de comer, yo normalmente no como en la cafeteria ya que la comida tiene cierto sabor extraño. - luke te espero afuera- vocifero para luego señalar el gran ventanal que da a las mesas de afuera. - ok- bajo las escaleras para salir de aquel lugar. Tomo asiento en una de las mesas vacías, esa es una de las ventajas tener un lugar para ti sola. - amber te estuve buscando ¿donde estuvistes en las dos horas de ed fisica? - me quede por ahi hasta la siguiente clase. - estaba preocupada, pense que alguno de esos trogloditas te habia hecho algun daño. - no, todo estuvo tranquilo y eso fue extraño. - amber te traje una manzana- luke se sienta en una de las sillas que esta a mi lado- hola, mucho gusto luke collins ¿y tu eres? -soy Rebeca Gutiérrez ¿eres nuevo? Nunca te habia visto en esta escuela. - soy nuevo- luke le da una mordida a una de las hambuerguesa, rebeca y yo lo miramos con cara de asco, luke hace un mal gesto que de inmediato toma una cervilleta y devuelve lo que tenia en la boca.- ¿que es esta porqueria? - aqui no saben de que esta hecha esa carne de hamburguesa y lo primero que hacen los nuevos es comprar una, bienvenido.- respondo-ten, no tengo mucha hambre- le ofresco la manzana. - ya no confio en lo que venden alla adentro. - amber me voy contigo hoy, mi madre no estara en casa. - me parece bien.- respondo. Los tres comenzamos a hablar sobre cualquier tema que salga al aire, una historia se luke me hizo soltar una carcajada llamando la atencion de los que estaban al rededor, yo nunca habia reído ni sonreído dentro de la escuela. - pero miren nada mas- una persona muy conocida se posiciona en frente de nosotros.- willi tiene amigos. - ¿a quien llamas willi?- luke se levanta de la silla. - a tu amiga la gorda- responde este burlón. -mira hombre, hombre no, marica, si, ese te queda perfecto; porque mejor no te vas hacer algo mejor que molestar a amber. - se nota que eres nuevo, mira nosotros aqui colocamos las reglas y el resto las cumple, tu te callas y no comentes.- se acerca amenazadoramente a luke, en respuesta luke lo empuja. Un grupo de persona se va haciendo al rededor de nosotros. -vuelves a llamar amber con ese cognitivo y te parto la cara- responde luke enojado, se puede notar desde lejos que esta rojo de ira. - ¡Uh! Que miedo tengo. - luke vamos, no le des importancia- digo levantandome de la silla para tomarlo del brazo. - no Amber a este hay que darle su merecido. - Amber tiene razon luke, vamos antes de que el director se de cuenta de toda esta gente en circulo- rebeca toma su otro brazo para alejarlo de stan, el perro de mandy. - esta bien, pero solo lo hago porque tu me lo pides.- damos la vuelta para salir de aquel lugar, tambien habia gente de adentro que estaba pendiente a lo que estaba ocurriendo. - ¿les gustaria salir de aqui? - pregunta rebeca. - porfavor- responde luke aun con cara de furia.- no traje auto. - no importa yo te llevo- vocifero, luke me ofrece una sonrisa. - vamos tortolos, salgamos de aqui- luke, rebeca y yo salimos de la escuela en los autos para pasar el resto de las horas fuera de aquella carcel.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir