ManoBook > Otros > Ella

   Capítulo 5 21 de agosto

Ella Por magiaazul Palabras: 4814

Actualizado: 2021-01-30 00:27


Victoria me dijo que debería buscar a Dios, a mi manera claro, buscar esa energía superior a nosotros mismos; me dijo "sabes estas así porque te falta encontrarte con ese ser superior llámale Dios si quieres"Que búsqueda tan difícil, envidio a cualquiera que lo haya encontrado.

El último fin de semana, una chica alta, bonita, cabello muy rizado y esponjado, tez morena llamada Casie se suicidó, se colgó de la viga que sobresalía en su departamento, dejó una nota en el piso, casi debajo de sus pies, tenía demasiadas deudas, llegó un punto que ya no podía hacerse cargo, además me contaron que la habían estafado, no tenía nada...prefirió morir antes que verse en la ruina ¿ fue una decisión buena? no lo sé, muchos decían en su velorio que existen mejores formas de enfrentarse a la vida que su decisión había sido cobarde; miles de pensamientos pasaron por mi mente, uno de ellos fue pensar cómo la muchacha habría enfrentado la vida como dicen; ya había sido despedida hace meses, no encontraba trabajo, no tenía estudios superiores, era cajera en un supermercado cerca, vivía con su madre y su abuela la cual había fallecido hace algunos años, la crisis llegó y por supuesto el recorte de personal, fue la primera en ser despedida, trabajó un tiempo como lavaplatos en un restaurante, fue clausurado debido a que estaba infestado de ratas, la cuenta del hospital y las medicinas fueron pagadas por un préstamo, luego tomo otro préstamo para pagar las deudas de la casa, su madre era una adicta que se enamoró de un tipo que tomo otro préstamo y puso a esta muchacha como garante de la deuda, su madre le decía todo el tiempo que la situación mejoraría, que confiara en que el negocio de este sujeto las sacaría de la ruina.

Después de un día de buscar trabajo por toda la ciudad volvió, abrió la puerta y no encontró a nadie, cuando iba a su cuarto noto las cosas de su madre y su amante no estaban, su cuarto estaba totalmente desordenado, se llevaron lo poco que tenía, no volvió a saber de ellos, ni siquiera fueron al velorio.

El banco empezó a exigir el pago de las deudas, al no encontrar trabajo Casie empezó a vender sus cosas, primero sus joyas, la medallita de la abuela, sus muebles, su ropa, de lo único que era dueña era de su dolor, una pequeña banquita y de aquella sábana que después uso como una cuerda, cuando llegó la noche de otro día pesado, en su casa solo había el eco de l

as cuentas por pagar, la casa que con tanto trabajo había tratado de conseguir se iba ir para el banco, estaba sola, cansada y tomo la decisión, como no tenia papel para escribir, tomó la parte trasera de una notificación del banco y dejo sus últimas palabras en estas tierra, se subió a la banquita ato la sabana y solo dio un último paso; cuando la policía llego a su casa solo encontraron un cuerpo delgado columpiándose en una habitación vacía.

Me he es inevitable no poder buscar un culpable, ¿quién fue? acaso la pobreza, la enfermedad de la abuela que hizo que Casie buscará la forma de salvarla, de la madre por ser una adicta, del amante que la uso para el préstamo, del banco por prestar dinero a la gente que sabe no podrá pagarle, o fue culpa de Dios...en su nota no culpo a nadie humildemente le pedía perdón al banco por no poder pagarle; mi pensamiento vuelve a la frase hay mejores formas de enfrentarse a la vida, de no haberse suicidado quizás ahora estaría en una esquina ofreciendo amor a cambio de comida, la hubieran echado de su casa y viviría debajo de un puente junto con los drogadictos, habría sufrido todos los días una pesadilla esperando que la energía superior se acordara de ella, de otra alma desafortunada que pide clemencia, pero estaría con vida... En fin su casa y todo lo que alguna vez tuvo pasarán al banco.

Otro pensamiento que me invade es que ella no tenía ningún problema económico, era excelente administrando su economía, me atrevo a decir que también era algo tacaña, claro que eso no le sirvió mucho, cuando volví a casa en mi mente retumbaba su voz, trato de calmarla pero no puedo, ella al igual que esa muchacha había perdido su esperanza, su fe en aquel buen sujeto que le diremos Dios, tenía razón todo el tiempo "la libertad llega cuando te das cuenta que eres tú y nadie más" me lo decía muchas veces... y yo pobre inocente le contestaba que estaba bien, pero que siempre podría contar con Dios en los peores momentos; curioso ahora soy yo que se pregunta dónde está.

Cuando me acerque al féretro le pregunté si los ángeles eran reales, le pregunté si arriba estaba Dios porque sinceramente yo sentía que el diablo mismo estaba sentado en primera fila, desde entonces a veces siento que quiero empezar a escuchar a los demonios que amablemente se han instalado en mi mente, quiero culparla, quiero decir... quizás yo tampoco quiero estar aquí...

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir