ManoBook > Romances > Como En Los Tiempos De Antes

   Capítulo 4 Un niño gracioso

Como En Los Tiempos De Antes Por Sancha Capistran Palabras: 4835

Actualizado: 2021-03-19 00:38


La noche pasó rápido. A la mañana siguiente, Mike se levantó temprano y para cuando Marina bajó las escaleras, lista para ir a la entrevista, ya estaba listo esperándola. Sonrió y dijo: "Mami, voy contigo, tienes que llevarme al parque de diversiones más tarde".

Marina frunció el ceño; iba a una entrevista de trabajo, no para divertirse y no parecía una buena idea llevar a Mike con ella. Quería negarse, pero el niño la tomó de la mano e hizo un berrinche. "Mami, por favor, me comportaré bien".

Cada vez que actuaba así, Marina solo podía decirle que sí. 'Es un poco molesto, pero si no me causa problemas, todo estará bien', pensó.

"Bien, vayamos juntos", dijo, resignada.

Todavía recordaba la vez que la había acompañado a una entrevista cuando tenía tres años. El niño era un genio y podía manejar a la gente a su antojo; solo se calmó cuando ella se enojó.

M Group era una de las empresas más grandes de F City y entre sus múltiples negocios incluía el catering, el diseño de moda e incluso la producción de televisión y de cine. Marina se emocionó aún más ante la perspectiva de trabajar para una empresa así al ver el enorme edificio de arquitectura moderna.

Al ver a su madre aturdida, Mike la tomó de la mano y la miró muy serio: "Mami, ya no te distraigas. ¿Recuerdas lo que acordamos? Tienes que ir a la entrevista rápido, así más tarde me puedes llevar al parque".

"Sí, Mike, espérame en ese café de allí, iré a la entrevista ahora", dijo Marina. De pronto, se agachó y le entregó algo: "Por cierto, este es tu regalo por tu quinto cumpleaños; perteneció a tu padre y debes llevarlo contigo; no lo pierdas, ¿de acuerdo?".

Mike la miró con el ceño fruncido. "Mami, este no es momento de regalos; date prisa y ve a la entrevista, que quiero ir contigo al parque de diversiones para celebrar mi cumpleaños".

"Está bien, sé un buen chico y espérame en el café, no te muevas de allí".

De repente, Mike se sintió molesto. '¡Mi mami ya ha dicho lo mismo tantas veces! Ya no quiero escucharla, pero su torpeza también es linda. ¿Por qué la abandonaría mi papá?'. Con esto en mente, Mike no quería quedarse con nada que perteneciera a su padre; solo esperaba que su madre pudiera ser feliz todos los días.

"Mami, ve a la entrevista, te esperaré en el café. Por cierto, tienes que darme algo de dinero, no puedo quedarme ahí sentado y no pedir nada".

Marina sonrió con timidez.

"Está bien, lo olvidé; lo siento. Aquí tienes treinta dólares".

Mike puso los ojos en blanco. "Mami tonta, ¿por qué no te vas? Ya es casi la hora de tu entrevista".

"Sí, ya debería irme; por cierto, ¡eres muy descortés! ¿Por qué me llamas 'mamá tonta'?", dijo con tristeza.

Mike suspiró y pensó: 'Eres tonta y no sabes nada, pero me gustas, mami. Siempre estaré contigo', pensó en su corazón.

Justo antes de irse, Marina volvió a pellizcarle las mejillas. Mike en seguida espetó, "¡Mami tonta! ¿No te dije que no debes pellizcarme la cara? Mi cara no se verá bien si está desfigurada".

Marina resopló mientras se alejaba y pensó: 'Este chico es realmente engreído, pero lo que dijo es correcto; si su rostro está desfigurado, será feo. Pero, ¿qué debo hacer con un hijo tan guapo?, hasta tengo miedo de dejarlo solo. Si se lo llevaran, ¿dónde lo encontraría?'.

Mike entró con confianza en el lugar y pidió un café solo; el camarero se sorprendió un poco de que un niño tan pequeño pidiera café. ¿No solían beber jugo los niños?

Pero aunque estaba confundido, trajo el pedido en silencio. Dejó la taza sobre la mesa y preparó unos terrones de azúcar adicionales para Mike.

Michael iba a negociar un gran contrato hoy; estaba en el café esperando a la otra parte, cuando notó a un niño pequeño sentado allí solo. Por alguna razón, el pequeño le resultó familiar; además, sentía curiosidad por saber por qué un niño pediría café solo.

Mike tomó la taza y tomó un sorbo; realmente le gustaba el café negro por su sabor. Al principio, era amargo, pero después de una degustación cuidadosa, uno podría sentir su sabor suave, seguido de una leve dulzura. El niño se dio cuenta de que estos granos de café habían sido tostados especialmente, porque el café sabía a quemado.

Dejó lentamente la taza, sacó su teléfono móvil y empezó a jugar con él.

Michael sonrió cuando vio lo que hacía el niño. "Si en el futuro tengo un hijo así, no tendré nada de qué preocuparme".

Cuando los empleados de Michael vieron que el CEO sonreía, pensaron que miraron mal. '¿Por qué sonríe el señor Michael?'.

En ese momento, Mike sintió la mirada de alguien sobre él; levantó la cabeza y miró fijo a Michael, luego, le devolvió la sonrisa y volvió a lo que estaba haciendo.

Cuando el niño le sonrió, un sentimiento de ternura inundó su corazón; Michael se preguntó por qué se sentía así de repente.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir