ManoBook > Romances > UNA TRISTE HISTORIA DE AMOR

   Capítulo 6 Un día con mi madre

UNA TRISTE HISTORIA DE AMOR Por Michelle Palabras: 5200

Actualizado: 2021-02-11 17:27


Al día siguiente ya mi padre se había ido, mi madre estaba preparandome un rico desayuno, omelette de huevo, con jamón, queso y tocino. Una pequena ensalada fresca de lechuga. Nunca tenía que faltar la comida sana.

Yo me aliste y fui a la sala en lo que mi madre terminaba. No quería que le ayudara pues ella me queria concentir. Mi nana daba vueltas de un lugar a otro como si algo le preocupara pero sólo me veía. Yo no tome importancia y me dispuse a ver un momento la televisión ya que había programas entretenidos cuánto tiempo tenia yo sin ver la tele y disfrutar un momento así.

Ojalá y fuera más seguido pero también quiero hacer lo que yo planeo, conocer el mundo exterior. Mi madre se acerco a mi y me dijo que ya estaba el desayuno que nos fuéramos a la mesa a desayunar para después ver una película, la que más me guste a mi porque me quiere conocer más.

Me pregunto yo qué tan bueno sera esto? Bueno ahorita por el momento a disfrutar de mi madre y a ver si puedo sacar algo de información.

Ya sentadas en la mesa, desayunamos y platicamos un poco. Mi nana nos veía de lejos y sólo de reojo. Y mi madre no voltiaba a verla sería que le habra llamado la atención por algo. Pero lo dudo ella es buena y obedece en todo lo que le dicen, le preguntare después que es lo que tiene o que le pasa. En eso mi madre me saco de mis pensamientos.

.. - Hija que película quieres ver

.. - Me gusta (bella por siempre) es muy bonita y siempre me ha gustado.

.. - Está bien hija veremos esa algo mas que quieras se te antojan unas palomitas pero serian en cacerola y sin sal. Y de tomar un agua de limón esta bien.

..- Si madre esta bien, tu quieres ver una película en especial madre o a ti que te gustaría hacer después.

.. - Pues estaría bien que salieramos al jardín a tomar un rato el sol y disfrutar un poco del pasto

..-Bueno entonces ya hay que ver la película, para al rato salir y disfrutar del sol y del aire.

Se pusieron a disfrutar la película y comer sus ricas palomitas caseras.

Mientras tanto la nana se fue a prepararles el jardín. Porque ya no tardaba en que se acabara su bonita película.

Una ves acabando. Se dirigieron al jardín con una sonrisa cada una en su rostro tomaron su lugar y se acostaron a disfrutar el bello paisaje. Y Vianca miraba la alberca preguntandose como le ara para entablar una conversación amena para que su madre le pudiera decir que fue lo que tiene esa misteriosa alberca.

Al notar la mirada de Vianca hacia donde se dirigía su mirada su madre le empezó a sacar una platica, mientras tanto la nana estaba detras de ellas.

.. - Vian

ca hija te acuerdas de la conversación que tubimos en la cena sobre el tema de la alberca.

.. - Si madre. Porque tienes tanto miedo de que me acerque a ella.

Mientras su madre la veía rodo una lagrima sobre su mejilla y con una cara de tristeza. Y Vianca ya no sabía si seguir con la conversación o no por ver como su madre tenía un sufrimiento interior que parece que lo tiene guardado desde hace muchos años.

.. - Hace 28 años tuvimos una hermosa bebé y la llamamos Blanca Esmeralda.

.. - Entonces yo no soy hija única

.. - No tu eres la segunda. Blanca tenía un año de edad y era cuidada por una nana que no le importaba mucho el cuidado bien de los niños siempre decia que ellos aprendían sólitos. Y dejo a mi bebé aquí solita jugando. Mi Blanquita cayó al agua y nadie se dio cuanta. Hasta que tu padre y yo llegamos de trabajar. Es por eso que tenemos tanto miedo de que te metas a esa alberca no queremos perderte. Y cada que mencionas que quieres ingresar se viene el recuerdo de tu hermana.

.. - Madre perdón no fue mi intención.

Se quedaron por mucho rato en silencio mientras su nana las miraba y lloraba silenciosamente. Pero no era el único secreo que había se ocultaban cosas que nadie las podía decir.

.. - Vianca hija que se te antoja de comer.

.. - No se no tengo ninguna idea tu madre quieres algo en especial.

Mirandola con una calida sonrisa. Y quitando tantos miedos de su cabeza hacía sus padres. Mientras la nana no estaba deacuerdo con lo que se le había dicho a Vianca. Sólo se quedo en silencio y se retiro para no estar ahí.

Ya acercandose la hora de la comida se fueron a la sala a descansar un rato del sol y del tema que se había sacado. Vianca con unas dudas aún pero ya era mucho sufrimiento para su madre haci que ella tenía que esperar un tiempo para poder sacar algo nuevo a su madre. Se acercaron a la mesa a comer y en ese rato se estubo en silencio terminando. Se fueron a la sala de juego para ver si ahí podian pasar un rato agradable y olvidar el pequeño amargo momento por el secreto de aquella alberca.

Jugaron a ajedrez que vaya las dos eran buenas para ese juego estuvieron un largo rato hasta que se llego la hora de la cena y el padre de Vianca entro a la casa sólo las miro y se fue a su habitación para alistarse e ir a cenar.

.. - Madre gracias pase un día increible contigo aunque hubo algo que no fue grato para las dos.

Cuando Vianca dijo eso se iba acercando su padre y solo agacho la cabeza y se fue al comedor ya estando sentados no dirigió ni una sola palabra. Sólo miro a su esposa por lo que había dicho Vianca.

(← Acceso rápido del teclado) Anterior Contenidos (Acceso rápido del teclado →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Subir

Compartir